PENSAMIENTOS: Sobre el Yo, por Ancrugon


Decir yo es un acto tan común que casi siempre se te escapa su significado, porque decir yo implica un compromiso del que, sin darte cuenta, tú mismo eres el aval y el ejecutor, es una reafirmación de la única identidad que posees hasta tu muerte y el estandarte de tu palabra, de tu universo e, incluso, de tus sueños. Decir yo es reconocerte, desnudarte, mostrarte tal cual eres de la mano de tus circunstancias. Pero cuidado, porque en muchas ocasiones, decir yo es una enorme carga que puede aplastar horizontes.


Agustín de Hipona - San

Conocerse de verdad a uno mismo no es otra cosa que oír de Dios lo que Él piensa de nosotros... 

No te alabes a ti..., sino a Dios en ti... Y no por lo que eres..., sino porque 

Él te hizo... No porque tú puedes algo..., sino porque él puede en ti y por ti...

¿Por qué te apoyas en ti que no puedes tenerte en pie? ¡Arrójate en su seno y no temas!... No se apartará el Señor para que caigas... Arrójate seguro que Él te recibirá y te sanará... 

Si comparas lo que eres con lo que debes ser..., verás que lo que te falta..., es mucho más que lo que tienes... Por eso debes ser más humilde por lo que te falta..., que orgulloso por lo que tienes...

Angélica Araujo - Alicia Beatriz

Cuando dejas de pensar en ti, comienzas a experimentar la dicha de hacer felices  a los demás.

Amiel-Lapèyre - Madame de

Yo, es una palabra muy pequeña para contener nuestro egoísmo, que es tan grande.

Anónimo

Ahora, Señor, toma tú las riendas de mi vida. Porque mientras anduve yo sólo, me perdí en la oscuridad.

La manera de ver la luz divina es apagar tu propia vela.

Siempre recuerda lo mucho que tú vales, aunque quizás, algunas personas a tu alrededor no te lo demuestren. 

Aristóteles

Somos lo que hacemos cada día. De modo que la excelencia no es un acto, sino un hábito.


Bacardí de Argamasilla - Zenaida

No centres tu vida en la importancia que tienes, sino en lo importante que son los otros para ti. 

Benavente - Jacinto 

Sólo por nuestras obras, por nuestra acción, podemos saber de nuestra vida.

Braganza - Kathy

Cuando me exijo más de lo que puedo dar, logro rebasar mis límites.

Buda

Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado.


Calderón de la Barca - Pedro

La mayor victoria está en vencerse a sí mismo.

Carnegie - Dale

Encuéntrate y sé tú mismo; recuerda que no hay nadie como tú.

Chardin - Theilard de

Nosotros mismos somos nuestro peor enemigo. Nada puede destruir a la Humanidad, excepto la Humanidad misma.

Confucio - Kung FuTse

Exige mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.


Diego - Gerardo

A la hora de la verdad, que es la de buscarse a sí mismo en lo objetivo, uno olvida todo y se dispone a no ser fiel más que a su propia sinceridad. 

Diógenes de Sínope

El elogio en boca propia desagrada a cualquiera.

Disraeli - Benjamín

Háblale a un hombre de su persona y te escuchará horas enteras.


Epicteto de Frigia

Define claramente la persona que quieres ser.

Erasmo de Rotterdam

El que conoce el arte de vivir consigo mismo ignora el aburrimiento. 


Fromm - Erich

Sólo el yo individual plenamente desarrollado puede desprenderse del ego.


Goethe - Johann Wolfgang von

Cuando el hombre no se encuentra consigo mismo, no encuentra nada.

El que con perspicacia reconoce la limitación de sus facultades, está muy cerca de llegar a la perfección.

Si quieres conocerte, actúa. Al actuar es cuando verdaderamente nos medimos con los demás.

Gonga 

Quisiera ser lo que era, cuando quería ser lo que soy.

Greene

En el fondo de nosotros mismos siempre tenemos la misma edad.


Hammarskjöld - Dag

El viaje más largo es el que se hace hacia el interior de uno mismo. 

Huxley - Aldous

Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tú mismo.


Jung - C., C.

Todo lo que en los demás nos irrita puede contribuir a que nos comprendamos mejor a nosotros mismos.


Kempis - Thomas de 

Primero mantén la paz dentro de ti mismo; entonces, sólo entonces, podrás traer paz a otros. 


Lao-Tse

Para el hombre elevado no existe el Yo; para el hombre interior no existe el mérito; para el hombre virtuoso no existe la fama.

Quien vence a los otros, es fuerte. Quien se vence a sí mismo, es poderoso.

Longfellow - Henry Wadstworth

Nos juzgamos a nosotros mismos por lo que no nos sentimos capaces de hacer, mientras que los demás nos juzgan por lo que hemos hecho.

Lytton - E. J.

La persona más fácil de engañar es uno mismo.


Marco Aurelio

Nunca estimes como una ventaja aquello que te haga romper tu palabra o perder el respeto hacia ti mismo.


Newton - John

Yo recuerdo dos cosas: que soy un gran pecador, y que Cristo es un gran Salvador.

Nieto S.J. - Padre

Cuanto más me declaro la guerra a mí mismo, más paz tengo.

Nicholson - Jack

Una vez que salgas de la escuela, sólo lo que hagas por ti mismo dará calidad a tu vida.


Ortega y Gasset - José

Yo soy yo y mi circunstancia: y si no la salvo a ella no me salvo a mí mismo.


Paracelso

Tú puedes ser lo que desees, solamente existe un obstáculo: tú mismo. 

Porchia - Antonio

Si no levantas los ojos, creerás que eres el punto más alto.


Quoist - Michel

Si tanto corres no encontrarás a nadie, y lo que es peor, no te encontrarás a ti mismo.


Séneca - Lucio Anneo

Importa mucho más lo que tú piensas de ti mismo que lo que los otros piensen de ti.

Desterremos de nuestro espíritu toda maliciosa conjetura; veamos las cosas con simplicidad y juzguémoslas benignamente. 

Reinar sobre uno mismo es el reinado más glorioso.

Shakespeare - William

Sabemos lo que somos, pero ignoramos lo que podríamos ser.


Tennyson - Alfred

Yo soy una parte de todo aquello que he encontrado en mi camino.

Teresa de Calcuta - Beata Madre

Dios no pretende de mí que tenga éxito. Sólo me exige que le sea fiel.

Yo soy el lápiz de Dios. Un trozo de lápiz con el cual Él escribe aquello que quiere.

Tolstoi - León

Todo el mundo piensa en cambiar a la humanidad, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo.

Thorp - Roderick

Tenemos que aprender a ser el mejor amigo de nosotros mismos, porque con demasiada frecuencia caemos en la trampa de ser nuestro peor enemigo

Thoureau - Henry David

Las cosas no cambian; cambiamos nosotros.

Trossero - René Juan

Tú eres la mayor riqueza para ti mismo y esa riqueza nadie puede quitártela. Porque tú no eres lo que tienes, sino lo que eres.



Visitas recibidas por esta página hasta el 19 de diciembre de 2018:

1.851

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL MITO DE LA CAVERNA: Capítulo I: Génesis, por Fe.Li.Pe.

LA PENÚLTIMA FILA A LA IZQUIERDA: Fantasmas pasados del presente, de Ana Bosch López

DOCE: Parte III, por Ángeles Sánchez